lunes, 16 de junio de 2008

Su vida, su sueño. :)

Bajo las sombras de la noche, una silueta se alzaba despertando de su sueño. Apenas recordaba nada sobre ello, pero aún vagaba una sensación de felicidad en su interior.
Salió de la habitación y se sentó junto a la ventana del salón. El tenue resplandor de la luna iluminó suavemente su dulce rostro.
Sus verdes ojos contemplaban hipnotizados el ir y venir de las personas que aún trasnochaban a esas horas. Irene miró la hora en el reloj de la pared: eran las 4 de la mañana.
Se dirigió a la cocina y fue a por su rutinario vaso de leche. A Irene le encantaban aquellos pequeños detalles que hacían de su día a día una vida sencilla y acogedora.
Se quedó pensativa, intentando recordar el porqué de aquella extraña felicidad que la inundaba sin motivo alguno. Sólo pudo visualizar en su mente un hermoso rostro y una voz muy familiar...
Al acabar, volvió a observar en la ventana, pero esta vez, su mirada no se dirigía a aquellos noctámbulos, sino al cielo sin estrellas, invisibles para los ojos de cualquiera, ocultas tras las nubes nocturnas. ¡Qué hubiera dado ella por poder disfrutar de su luz aquella noche tan especial...!

más historias cortas en: http://sondecharol.blogspot.com




7 comentarios:

mireyeahh dijo...

hey!
GRacias por pasar el tuyoo tmb esta xulo ^^


(K)

Lorena dijo...

Vaya, tú sí que escribes bien!
Me encanta!
Gracias por pasarte!
yo me iré pasando por los tuyos de vez en cuando :)
Un besoo!

saudade dijo...

Qué grandes pequeñas historias :)

Espejo ROJO dijo...

gracias! pasare mas despacio por aca. besos! ;)

Bea dijo...

Buen blog!
Me ha gustado lo poco que he leído, me pasaré con más detenimiento.
Besos!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"en su mente un hermoso rostro y una voz muy familiar..." Precioso
Saludos

Agustin dijo...

Descubriendo tu espacio, y claro, comenzando a leerte, buen relato...

Saludos


Agustín

música.